domingo, 20 de marzo de 2011

LAS TIC Y LA ACTIVIDAD FÍSICA

¿Quién no ha oido hablar si las TIC propician el sedentarismo? pero, ¿Podrían servir al fomento de la actividad física, en particular en los deportes? La respuesta es sí y no. Como norma general, si los precios por la conectividad y dispositivos para conectarse a la red disminuyen, y se generaliza la cultura de colaboración e intercambio por internet, las personas pudieran tender a pasar más tiempo enfrente de su ordenador.

De acuerdo con este documento, Evolución de los Usos de Internet en España en 2009” (ONTSI, España 2009), hay varios hechos que resaltar:

1. Más personas del rango de edad entre 16 y 74 personas accedieron a Internet en 2009 (62%).
2. Los jóvenes son internautas furibundos: 94% de los individuos entre 16 y 24 años acceden a la Red.
3. De todos los internautas, 40% declaró que utiliza Internet más que antes. Sólo 6% afirmó usarlo menos.
4. El computador fijo (en España lo llaman de “sobremesa”) es el dispositivo más utilizado (85%), aunque aparatos móviles van ganando terreno. La mayor parte de los individuos accede a internet desde la casa (55%).
5. La comunicación se ha diversificado: juegos, educación en línea, chats.
6. Los jóvenes tienden a realizar varias actividades en forma simultánea: estudiar y jugar simultáneamente, a la vez que dialogar por chat.
7. Otros usos que han aumentado: las consultas bancarias, la lectura de prensa en línea, descarga de software, videos y música.
8. La creación y lectura de blogs aumentó en forma significativa.



Por tanto, una conclusión razonable es que las personas disponen de menos tiempo para actividades físicas, específicamente deportivas: la tendencia a pasar mayor número de horas frente a un ordenador.

No obstante, actividades físicas como el deporte son grandes beneficiarias de las TIC. Basta ver la dotación de los “gym” modernos con aparatos programables a las condiciones de cada usuario. Los relojes que utilizan quienes entrenan para la maratón, dotados de dispositivos GPS, que les permiten medir y ver el trazado de los recorridos, a la vez que controlar el ritmo cardíaco. 

En conclusión, las TIC son herramientas cuyos resultados dependerán del uso que se les dé. Así que podremos engordar lo que deseemos si pasamos diez horas frente a nuestro ordenador comiendo, o llevar una vida sana de internauta practicando deporte con ayuda de las TIC.

¿Pensáis vosotros realmente que si ayudan las TIC a la actividad física?



FUENTE: Rafael Orduz, Director Ejecutivo Corporación Digital.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada